jueves, septiembre 29, 2022
Home Acuario de arrecife Aclimatación de peces e invertebrados
Aclimatación de peces e invertebrados

Aclimatación de peces e invertebrados

por Luis

Aclimatación de peces e invertebrados marinos 

Utilización del acuario de cuarentena para la aclimatación de peces e invertebrados. La aclimatación de peces e invertebrados marinos se puede realizar dentro de la misma bolsa de transporte, cuando la diferencia de los valores o parámetros del agua de la bolsa, no son muy grande en comparación a los valores del agua del acuario en donde se vayan a colocar.

La aclimatación se deberá realizar en el acuario de cuarentena, cuando la diferencia es muy grandes o significativa, y se requiera más de media hora para igualar dichos parámetros. El acuario de cuarentena se puede utilizar para aclimatar peces e invertebrados en estos casos, cuando la diferencia del pH y la densidad excedan de 2 o 3 décimas entre ambas muestras de agua.

Para aclimatar cuando la diferencia de valores es muy alta o elevada, tenemos que ajustar el pH y la densidad del acuario de cuarentena, para que sea lo más similar o parecido posible al agua de la bolsa. Después de haber igualado los parámetros que mencionamos, colocamos la bolsa dentro del acuario de cuarentena, y esperamos hasta que la temperatura del agua en la bolsa se iguale al acuario. Abrimos la bolsa, la volteamos y la dejamos flotar para que los peces salgan de la bolsa cuando ellos decidan hacerlo. Si son invertebrados lo que están en la bolsa, se siguen los mismos procedimientos y se sacan de la bolsa cuando la temperatura del agua de la bolsa se haya igualado con la del acuario.

Sulfato de cobre

El acuario de cuarentena se puede utilizar también cuando sospechemos que el agua utilizado para la transportación de los peces contenga sulfato de cobre.

El agua en los acuarios o módulos para peces de los establecimientos comerciales (tienda de peces) puede contener sulfato de cobre para combatir y prevenir brotes de parásitos en los peces. Esta práctica es común y en ocasiones necesaria para los comercios o tiendas que tengan una rotación significativa de peces marinos.

El sulfato de cobre es letal para muchos tipos de parásitos marinos, pero también lo es para los invertebrados, corales y anémonas que tenemos en nuestros acuarios de arrecife. Como medida preventiva siempre es bueno descartar el agua utilizada para la transportación de los peces y evitar que ingrese al acuario principal. El acuario de cuarentena puede ser utilizado en estos casos para mantener a los peces ahí, mientras se filtre el agua del acuario con carbón activado para absorber el sulfato de cobre. Se puede filtrar el agua por 5 o 6 horas dentro del acuario de cuarentena y chequear el pH antes de pasar los peces al acuario principal. El carbón activado puede disminuir el pH del agua, y de ser así se tendrá que nivelar gradualmente el pH antes de pasar los peces al otro acuario.

Densidad del agua

Aparte del sulfato de cobre, el agua de los proveedores puede contener una salinidad o densidad bastante baja. Existe una creencia “infundada” en donde se señala que una baja concentración de sal en el agua puede prevenir parásitos en los peces marinos, debido supuestamente a una ausencia o disminución de estrés ocasionado por la baja densidad. En mi opinión estas prácticas no tienen ningún tipo de lógica o fundamento, y se realizan con la finalidad de ahorrar mezcla de sal en los establecimientos comerciales. En estos casos, debemos de disminuir la densidad del agua en el acuario de cuarentena antes de liberar los peces, para luego aumentarlo gradualmente mediante cambios de agua del 10% cada 6 horas. La duración de la aclimatación dependerá en estos casos de la diferencia entre ambas densidades.

PH

El pH debería de estar idealmente entre 8.2 ~ 8.4 en un acuario de arrecife, pero difícilmente encontraremos un establecimiento comercial que tenga esos valores de pH en los módulos de peces para la venta. Todos los módulos comerciales contienen filtros húmedos o biológicos, y con estos filtros acidificando el agua las 24 horas del día, es imposible mantener un pH alto a menos que el módulo contenga un controlador de pH o un controlador ORP. Puede ser que algunas tiendas muy especializadas y bien administradas contengan estos aparatos o dispositivos, pero serían en todo caso la excepción y no la regla.

El pH en el acuario de cuarentena deberá de ser similar al pH del acuario del proveedor, para evitar shocks en el momento de introducir los peces o los invertebrados en el acuario de cuarentena. Ajustamos el pH en el acuario de cuarentena para que sea igual al pH de la bolsa antes de liberar a los peces o invertebrados.

Cuando los peces o invertebrados ya estén en el acuario de cuarentena, trataremos de ajustar gradualmente el pH, para igualarlo con el pH del acuario o tanque principal. La duración de este proceso dependerá de la diferencia que exista entre ambos acuarios, pero en todo caso la fluctuación de pH no deberá de ser mayor a 0,2 en un lapso de 24 horas, para minimizar la posibilidad de estrés en los animales, que de por sí ya están estresados debido a los procesos previos de traslado e importación.

La mejor forma de ajustar el pH de forma gradual es mediante el uso de una bomba dosificadora o un sistema de goteo. Para aumentar el pH podemos usar bicarbonato de soda diluido en agua de ósmosis inversa “preferiblemente”, y para bajar el pH podemos usar vinagre blanco destilado diluido en agua de ósmosis.

Artículos Relacionados

Deje su comentario