sábado, noviembre 26, 2022
Home Acuario de arrecife Introducción al acuario de arrecife
introducción al acuario de arrecife

Introducción al acuario de arrecife

por Luis

Introducción al Acuario Marino de Arrecife

Acuario marino solo peces

Típico acuario marino de la época de los años 80 y 90

Asumo que la mayoría de las personas o hobbistas que ingresan a este sitio saben lo que es un acuario marino y un acuario marino de arrecife, pero voy a aclarar y explicar brevemente ambos términos, para ese pequeño porcentaje de personas que se acaban de iniciar en el hobby, y que aún no tengan muy en claro la diferencia que hay entre los dos.

Un acuario marino, no es igual que un acuario marino de arrecife, aunque ambos sean de agua salada. Los llamados “acuarios marinos”, tienen una sola finalidad, y es mantener y exhibir peces marinos, mientras que los “acuarios marinos de arrecife” o acuarios de arrecife, tienen como propósito recrear un ecosistema marino, para mantener no tan solo a los peces, sino también a los otros habitantes del arrecife.

Un acuario de arrecife es un biotipo marino en donde el enfoque principal y el roll protagónico, no es desempeñado por el pez, sino su entorno, y a diferencia del tradicional acuario marino, en donde la gente podía meter peces ángeles, ballestas gigantes, pulpos, tiburones, mantarrayas o todo lo que se le antojara; en el acuario de arrecife solo podrán tener especies de peces que no sean destructivas, y que sean compatibles con su entorno y el resto de sus habitantes.

introducción al acuario de arrecife

Acuario de arrecife de 120 litros

Teniendo en claro la diferencia entre ambos tipos de acuarios, no vamos a indagar más sobre el 1.er tipo de acuario denominado ”marinos”, y solo vamos a decir que su único propósito es tener peces, y para eso solo tienen que controlar y mantener a raya los desechos orgánicos de los peces (amonio y nitrito para ser más específico), y solo necesitan un filtro biológico.

Ahora, en el 2.º grupo de acuarios, “acuarios de arrecife”, tenemos que controlar no solo los desechos orgánicos producidos por los peces, sino que tenemos que limitar también la presencia de distintos tipos de nutrientes de diversos orígenes. Aparte de esto, tenemos que promover ciertos factores en el acuario y suministrar algunos elementos al agua del acuario, que son requeridos para satisfacer las necesidades de los organismos que van a habitar en el mismo.

Los factores que tenemos que proveer en los acuarios de arrecife, para satisfacer las necesidades de sus habitantes, se denominan parámetros, y estos parámetros pueden variar dependiendo de la zona del arrecife que queramos reproducir, y pueden ser tanto físicos como químicos, pero son conocidos simplemente como “parámetros”.


Métodos

The Reef Aquarium por Julian Sprung y Charles DelbeekLos parámetros en los acuarios de arrecife, han sido objeto de estudios y debates durante décadas, y las discusiones han dado origen a distintos tipos de métodos y escuelas, con distintos pensamientos y acercamientos para la solución de los problemas planteados.

Entre los métodos más conocidos en la actualidad, está el método de Berlín y el método de Jaubert, y los trabajos realizados por Julian Sprung, quien es un reconocido autor de la década de los 80-90, y fue escritor, editor y columnista de las revistas mas prestigiosas e influyentes de su época. Los trabajos de Delbeek y Sprung en 1994, fueron influenciados por Peter Wilkens y Jean Jaubert, autores del método de Berlín y el método de Jaubert, que a su vez fueron influenciados por los trabajos publicados por Lee Chin Eng en 1961 “Natural System” (Eng, 1961), quienes muchos consideran como el padre de los acuarios de arrecife de la era moderna.

Para resumir esta parte de la introducción, vamos a decir que la diferencia entre los distintos tipos de acuarios de arrecife que existen, se encuentran no tan solo en el método que utiliza, en el nombre que se le asigne o en los equipos que utiliza, sino en el contenido del acuario, y el concepto del biotipo que se quiera reproducir.


Composición y zonas del arrecife

Un típico arrecife está compuesto por zonas horizontales y verticales en donde su ubicación y profundidad determina la corriente, temperatura, salinidad y composición del sedimento en su fondo.

Planicie o Laguna Interna

La mayoría de los arrecifes contienen una planicie o laguna interna con abundante acumulación de arena y sedimentos de diversos orígenes en el fondo de la laguna, este vasto espacio de baja profundidad puede estar expuesto a cambios bruscos de temperatura y salinidad debido a la intensa evaporación, la acción de la marea y la presencia ocasional de afluentes originadas por las precipitaciones fluviales. La inestabilidad en las condiciones tienden a limitar el crecimiento de algunos corales en esta zona, pero es en esta área en donde precisamente provienen las especies más resistentes de peces e invertebrados. Esta área del arrecife está comúnmente habitada por almejas, langostas, gusanos tubíferos, macroalgas, corales blandos, pequeñas formaciones de corales (SPS) y especies tolerantes a concentraciones relativamente altas de nutrientes y variaciones extremas de temperatura y salinidad.

Arrecife Interno

El arrecife interno es la transición entre la laguna interna y la cresta del arrecife, y si nos aproximarnos a esta área, podríamos apreciar claramente la disminución del sedimento en el agua y en el fondo del arrecife. El suelo en esta área está compuesto básicamente por trozos de corales y rocas desprendidas por la acción del oleaje y las tormentas. La corriente y la iluminación es mayor en esta zona, y se puede apreciar una mayor diversidad de corales calcáreos y colonias muy coloridas de corales blandos, se puede apreciar también diversas colonias de algas verdes y pardas incrustadas en el fondo, con inmensas comunidades de camarones, langostas y crustáceos de minúsculo tamaño dentro de ella.

Cresta

Es el punto más alto del arrecife y es un ambiente hostil con ausencia absoluta de sedimento y macroalgas. La cresta del arrecife está compuesta por estrechas comunidades de corales de pólipos pequeños (SPS). Las colonias predominantes en esta zona son las Acroporas, Montiporas, Sinularias, Sarcophyton y otras especies adaptadas a la iluminación extrema, y a la exposición directa al sol y el aire durante la marea baja. Aparte de la exposición a los elementos, la formación y estructura de los corales en la cresta están diseñadas para soportar las fuertes corrientes y el embate directo de las olas, y las tormentas tropicales que visitan estas áreas anualmente. A pesar de su inhóspita apariencia, la cresta del arrecife suele ser utilizada como refugio contra depredadores, y la misma puede estar habitada por minúsculas especies de peces, langostas, camarones y cangrejos adaptados a este medio.

Arrecife Externo

Si uno cruza la cresta del arrecife y se dirige al mar abierto, se encontrará con una extensa zona compuesta por terrazas que descienden de forma diagonal hacia la zona abisal. En esta área la temperatura disminuye de forma abrupta y las corrientes que ascienden del fondo son constantes. Si por alguna razón una persona desea ver barracudas y tiburones durante sus secciones de buceo, este sería el punto ideal para su avistamiento. Aparte de tiburones y barracudas se pueden apreciar inmensas colonias de Acropora, Pocillopora, Goniastrea, Favia, Favites, Porites, Millepora, Leptoseria, Lobophyllia y Stylophora, y después de los 7~10 metros de profundidad, las colonias masivas de corales de pólipos pequeños (SPS), son reemplazadas por colonias de corales de pólipos grandes, gorgonias y corales blandos. Las especies predominantes de corales blandos a esta profundidad son los Lemnalia, Nephthea, Xenia, Sarcophyton y Sinularia.


Resumen

Teniendo en claro las características del arrecife y de las zonas que lo componen, podemos seleccionar el ambiente que deseamos reproducir, para recrear las condiciones que caracterizan la zona seleccionada. La complejidad del sistema dependerá entonces de la elección de las especies que queramos mantener, y de la habilidad que tengamos para recrear los parámetros físicos del ambiente seleccionado.

La diversidad de la composición del arrecife, y la capacidad de adaptación de los organismos que lo componen, permiten variaciones graduales y ocasionales en su medio, pero no debemos abusar de esta capacidad de adaptación, y tenemos que prestarle atención a todos los pequeños detalles que se presenten, en el mismo momento en el que estos aparezcan. Crear un acuario de arrecife es una tarea relativamente sencilla, pero mantener su equilibrio y sustentar su crecimiento es otro tema, y es una meta que solo podrá ser alcanzada por aquellas personas que estén dispuestos a aportar, y cuando digo “aportar” no me refiero a dinero para comprar más o mejores equipos, sino tiempo, empeño y dedicación.

Artículos Relacionados

Deje su comentario