jueves, junio 30, 2022
Home Acuario de arrecifeMaduración del acuario Proceso de curación o ciclado de rocas vivas
Proceso de curación de rocas vivas

Proceso de curación o ciclado de rocas vivas

por Kinci

Proceso de curación o ciclado de rocas vivas

El proceso de curación o ciclado de las rocas vivas es lento y puede tomar entre 2 o 4 semanas para culminar, dependiendo de varios factores externos, y dependiendo del estado de los microorganismos contenidos en las rocas en el momento de su ingreso al acuario.

Para minimizar el estrés en los organismos que lograron sobrevivir el proceso de recolección y transportación, tenemos que proveer un ambiente similar al medio de donde ellos provienen.

El primer factor a considerar es la densidad. La densidad del agua deberá de estar entre 1025 y 1026, la cual es la densidad promedia de las aguas tropicales de donde probablemente fueron colectadas.


Movimiento del Agua

El movimiento del agua es crítico en el proceso de la curación de las rocas vivas y deberá de ser intenso para recrear las condiciones de las áreas costeras de donde provienen. Los organismos que habitan en la superficie e interior de las rocas vivas están acostumbradas a las fuertes corrientes, y requieren de tal intensidad de movimiento de agua para poder subsistir. Es conveniente generar grandes cantidades de corriente en la superficie e interior del acuario. La corriente en la superficie aumentará la concentración de oxigeno en el agua, y las corrientes dentro del acuario servirán para desprender los organismos que hayan fallecido durante el proceso transporte o recolección. Por lo general pueden haber restos orgánicos en la superficie de las rocas vivas, y estas deberán de ser removidas antes de que se descompongan y se conviertan en un foco de infección.

Si el ciclado o proceso de curación es realizado correctamente, no debería de haber signos de descomposición en la superficie de las rocas, así como tampoco malos olores en las mismas o en el agua del acuario. El olor a “cloacas” que se percibe algunas veces durante la curación de las rocas vivas, ocurre cuando el ciclado no ha sido realizada correctamente, y es ocasionado por la producción de ácido sulfhídrico, la cual indica que ha habido actividad anaeróbica a gran escala dentro de las rocas vivas, provocadas por la ausencia de oxigeno y presencia de materia orgánica en descomposición. Este cuadro o escenario es totalmente indeseable y es fatal para todos los organismos que puedan estar presentes en las rocas vivas.


Temperatura

Aparte de la densidad y el movimiento del agua, es importante tener el control de la temperatura en el momento de la curación de las rocas vivas. La temperatura afecta el metabolismo de los microorganismos que habitan en la roca, y afecta la velocidad de la descomposición de los organismos que hayan fallecido en ella. Dependiendo del estado de las rocas vivas en el momento de su arribo o llegada, podría ser deseable retardar el proceso de su curación, cuando sospechemos que exista una taza alta de fallecimiento en los microorganismos contenidos en las rocas, y la forma más fácil de hacerlo es bajando la temperatura.

Al bajar la temperatura, baja la competencia por el consumo de oxigeno y se reduce la producción masiva de nutrientes proveniente de la descomposición, al descender la temperatura estamos evitando el riesgo de un colapso colectivo por falta de oxigeno, estamos evitando la formación de caldos de cultivo, y estamos comprando tiempo para darle chance a las bacterias aeróbicas o nitrificantes, para que colonicen la superficie e interior de las rocas vivas.

Otra ventaja que se obtiene con la disminución de la temperatura es la activación del estado de hibernación de los organismos contenidos en las rocas. Los invertebrados marinos entran en estado de letargo o hibernación cuando la temperatura desciende de forma drástica. Este mecanismo reduce el consumo de oxigeno de los organismos, provoca la segregación de mucosa o capa protectora, en la superficie de muchas especies de corales duros de pólipos pequeños, esta capa o “Cocoon” puede proteger a los pólipos de los corales durante un eventual brote de bacterias producidos por las condiciones adversas.


Parámetros durante la curación o ciclado de las rocas vivas

Las condiciones para la curación de las rocas vivas en el acuario son:

  1. densidad: 1025
  2. movimiento del agua: 4800 litros/hora de flujo interno provista por 2 bombas propulsoras controlados por un wavemaker, 1 filtro sumergible de 800 litros/hora, la bomba propulsora del chiller o enfriador (800L/hora), y la bomba propulsora del acuario de aproximadamente 700L/hora.
  3. temperatura: 24°C
  4. pH: 8.2

Nota: Algunos autores sugieren colocar las rocas vivas en un contenedor sin luz durante el proceso de curación, hay quienes sugieren subir el potencial redox mediante inyección de ozono, y otros que sugieren descartar el agua que fue utilizada para la ciclado de las rocas vivas. En mi opinión ninguna de estas medidas son necesarias si la curación se realiza de forma correcta bajo los parámetros que mencionamos.

Artículos Relacionados

Deje su comentario