jueves, junio 30, 2022
Home ParámetrosNutrientes Control de silicato y dióxido de carbono

Control de silicato y dióxido de carbono

por Luis

Control de silicato y dióxido de carbono en un acuario de arrecife

Exceso de silicato y aparición de diatomeas en el acuario

Control de silicato y diatomeas en el acuario

Brote de diatomeas por exceso de silicato

Las algas marrones que crecen sobre la superficie de la arena y los vidrios en un acuario de arrecife, son probablemente diatomeas, y son originadas debido al exceso de “Silicato” en el agua del acuario.

Las diatomeas o las algas marrones son visualmente desagradables, pero su mayor problema en los acuarios de arrecife no radica en su aspecto visual, sino en el riesgo de su colapso colectivo, y el posterior deterioro en la calidad del agua. Su muerte masiva sobre la superficie de la arena, puede crear extensas zonas anaeróbicas debajo de la arena, y alterar totalmente el pH, los otros parámetros químicos, y el potencial de oxido-reducción en el agua del acuario, con consecuencias fatales para todos sus habitantes.

Las explosiones de diatomeas ocurren normalmente durante la maduración del acuario, y por esa razón no se recomienda introducir peces, corales e invertebrados durante este período. Las diatomeas normalmente desaparecen al cabo de dos o tres semanas, cuando el silicato en el agua del acuario haya sido consumido en su totalidad. En este momento comienza una nueva etapa, y las algas verdes comenzarán a aparecer y predominar en la superficie del acuario (cuando que hay suficiente iluminación), y es el momento indicado para introducir los invertebrados que conformarán la cuadrilla de limpieza, compuestas por cangrejos ermitaños o caracoles. En este momento se puede introducir también, especies tolerantes de anémonas y corales de pólipos grandes, para que colaboren con la absorción de nutrientes en el acuario.

Una forma de controlar el silicato y los brotes de diatomeas en el inicio del ciclado, es el uso de ósmosis inversa. El silicato ingresa al acuario cuando se emplea agua del grifo sin filtrar, para la preparación del agua salada en el acuario. Los filtros de ósmosis inversa eliminan el silicato proveniente del agua del grifo, y al limitar la presencia de silicato en el agua, se controlan los brotes de diatomeas en el acuario.


Dióxido de carbono

El dióxido de carbono, es una forma de nutrientes que siempre va a estar presente, y su presencia es en realidad necesaria, para muchos de los organismos fotosintéticos que habitan en el acuario. La presencia del dióxido de carbono es necesaria, pero su concentración tiene que estar bajo control, y su exceso podría provocar cambios en el pH y fomentar la aparición o crecimiento de algas verdes indeseables.

Evitar la acumulación de dióxido de carbono en el agua del acuario es muy sencillo, y solo hace falta proveer una buena circulación dentro del acuario, mediante el uso de wavemakers o generadores de olas y separadores de proteínas, para facilitar el intercambio de gases en la superficie del agua.

Wavemaker o generadores de olas

Wavemaker y bombas propulsoras

El Wavemaker es el dispositivo electrónico que controla en encendido y apagado de las bombas propulsoras. Algunos modelos avanzados pueden modular la frecuencia para acelerar y desacelerar las bombas en vez de apagarlas, y pueden programarse para que las bombas trabajen a baja velocidad durante la noche para simular corrientes nocturnas.

Las bombas propulsoras que utilizan los generadores de olas, difieren de las bombas sumergibles convencionales, por el tipo de flujo de baja presión que genera en su punta, y por el diseño de la toma de agua a baja presión alrededor de su carcaza, para minimizar el riesgos de captura de peces y anémonas que se aventuren por las paredes del acuario. Existen muchas marcas y modelos de bombas propulsoras y generadores de olas en el mercado, y para crear condiciones de baja o moderada velocidad, no hace falta adquirir los modelos más caros o avanzados que estén disponibles en el mercado.

Separador de proteinas

Separador de proteínas boyu

Separador de proteínas

El separador de proteína se utiliza para colectar compuestos orgánicos o carbonos orgánicos disueltos en el agua del acuario, con el fin de extraerlos del sistema antes de que se descompongan y se conviertan nutrientes en forma de nitrógenos.

El uso de separadores de proteínas en los acuarios de arrecife ha sido un tema controversial y muy debatido, debido a los elementos trazos que colectan estos aparato, y que son requeridos por los peces, corales, anémonas y otros organismos en el acuario. Los separadores de proteínas eran requeridos en los antiguos acuarios marino, para asistir a los filtros biológicos que se utilizaban en esa época, con la finalidad de aliviar la carga biológica en esos acuarios, para tratar de disminuir así, la producción de nitrato generados por los filtros biológicos que se utilizaban en esos acuarios.

En mi opinión, en un acuario de arrecife correctamente planificado, no haría falta el uso de estos aparatos, pero podrían ser útiles durante la etapa de maduración de los acuarios, para acortar el periodo de espera, y podrían ser útiles también después de un evento de interrupción eléctrica, cuando se sospeche que pueda haber una alteración en la calidad del agua del acuario, ocasionado por la sofocación y fallecimiento de ciertos organismos contenido en el interior de las rocas vivas, y en el fondo del acuario debajo de la arena.

Existen básicamente dos tipos de separadores de proteínas; está el modelo tradicional que opera con piedras difusoras, y los modelos nuevos que operan con bombas de agua y válvulas vénturi. El primero es más económico, pero requiere mantenimiento y cambios frecuentes de piedras difusoras, además de requerir el uso de bombas de aíre de alta presión para operar correctamente, las cuales son difíciles de conseguir. Por otro lado, los separadores de proteínas que operan con válvulas vénturi, tienen un costo inicial más elevado, pero son mucho más eficientes y no requieren mantenimientos periódicos.

Independientemente del modelo que vaya a elegir, procure que el tamaño o capacidad del separador de proteínas que vaya a a adquirir, sea adecuado para el volumen de agua de su acuario. Un buen separador de proteínas deberá colectar espuma con muy poca cantidad de agua contenida en ella, y el líquido colectado deberá de ser de tono oscuro con una consistencia espesa.

Artículos Relacionados

Deje su comentario