viernes, noviembre 25, 2022
Home ParámetrosTemperatura Temperatura en un acuario de arrecife

Temperatura en un acuario de arrecife

por Luis

Temperatura en un acuario de arrecife

La temperatura ideal para un acuario de arrecife debería estar entre 25°C ~ 26°C, el cual es la temperatura average en los arrecifes tropicales. La temperatura en el verano o el invierno puede ascender o descender hasta 2 grados centígrados respectivamente, y eso coloca los extremos en 23°C y 28°C.

Las fluctuaciones de temperatura en el arrecife ocurren anualmente, y los habitantes del mismo están adaptados a los cambios temporales de temperatura dentro de ese rango, pero dichos cambios son siempre graduales y durante períodos prolongados. En nuestros acuarios los peces e invertebrados pueden tolerar cambios graduales de temperatura entre un período y otro, pero cuando estos son muy bruscos, pueden ocasionar enfermedades como la aparición de puntos blancos en los peces, y pueden afectar a los invertebrados fotosintéticos como las anémonas, corales y almejas tridacnas, provocando la expulsión de zooxantelas o algas simbióticas de sus tejidos, para causar daños fatales o irreversibles en los mismos.

Para mantener la estabilidad del sistema y minimizar el estrés en los peces, corales e invertebrados, se debe de conservar la temperatura dentro de los límites a los que ellos están acostumbrados, y se tiene que procurar que las fluctuaciones de temperatura sean siempre graduales, y lo más recomendable es que no sean mayores a 1°C entre el día y la noche, o durante el transcurso de 12 horas.


Utilización de chiller o enfriador de agua como sistema de enfriamiento

Instalación de chiller o enfriador en el acuario de arrecife

Chiller o enfriador de agua

Existen muchos métodos para disminuir la temperatura en el acuario, pero la forma más rápida y eficiente es mediante el uso de un enfriador de agua, conocido también por su nombre en inglés como “Chiller”.

Algunos modelos de chiller o enfriador de agua, pueden bajar veinte grados centígrados (20°C), en cuestiones de minutos, y pueden mantener la temperatura seleccionada en el agua del acuario, con una precisión de 0,1°C.

El chiller o enfriador de agua soluciona el problema del incremento de la temperatura, pero soluciona solamente una parte del problema, porque el mismo no puede hacer nada cuando la temperatura ambiente disminuya durante el invierno, o cuando la temperatura descienda bruscamente durante la noche, lo cual puede ocurrir si vivimos en una área montañosa con relativa altitud dentro una zona tropical, o si habitamos en una zona bajo la influencia del clima del desierto, en donde la temperatura puede fluctuar más de 10ºC entre el día y la noche.


Conflicto entre enfriador y calentador

Si su caso es similar al que acabamos de mencionar, y usted necesita bajar la temperatura durante el día y subir la temperatura en horas de la noche, entonces tendrá que instalar o recurrir al uso un chiller y un calentador al mismo tiempo, y tendrá que ajustar o calibrar ambos aparatos para que no entren el conflicto, cuando ambos traten de trabajar al mismo tiempo.

Una posible solución para este problema es programar la temperatura de ambos aparatos con un grado de diferencia. Como ejemplo, digamos que usted programe el chiller a 27ºC, para que este se active solo cuando la temperatura es superior al valor establecido (27ºC). Ahora, con el calentador usted no lo va a programar a 27ºC, sino que lo va a colocar a 26ºC, para que se encienda solo cuando la temperatura sea inferior al valor seleccionado.

Como verán, la activación de ambos aparatos están separado por 1ºC, y la razón para calibrarlo de esta manera, es para darles 1ºC de margen de error a cada aparato, para que exista menos probabilidad de que ambos trabajen al mismo tiempo y traten de neutralizarse mutuamente. El sensor o termostato del chiller es muy preciso en la mayoría de los modelos que existen en la actualidad, pero el termostato de los calentadores no lo son, y por eso el margen de error que le damos en estos casos.

La otra alternativa, que es la más recomendable, sería instalar un controlador de temperatura, lo cual es un aparato electrónico que tiene una toma de corriente para el calentador, y otro para el chiller. El controlador tiene su propio sensor y panel de programación, en donde el usuario selecciona la temperatura deseada, y el controlador se encarga de encender o apagar el calentador o el chiller según sea el caso, para llevar la temperatura al valor seleccionado.


Uso de calentadores – Consejos y precauciones

Los calentadores de agua son utilizados comúnmente en todo tipo de acuario, y su uso es conocido por todos, por lo que no requiere mayor explicación, pero hay algunos detalles en los calentadores tradicionales que merecen ser analizados, porque pueden haber riesgos cuando son utilizados en un acuario marino, o en un acuario de arrecife. 

Los calentadores tradicionales pueden romperse fácilmente, y en el peor de los casos fisurarse sin que nos demos cuenta. Esto puede ocurrir durante los mantenimientos rutinarios de los acuarios, cuando los calentadores chocan contra algún objeto sólido, o durante los cambios de agua cuando los mismo queden expuestos al aire “estando enchufados”, y se fisuran por choques térmicos cuando el acuario se llena de nuevo.

Los calentadores de vidrios o de cerámica son económicos, y su reemplazo no representaría mayor problema, pero el problema real se presenta cuando su ruptura pasa por desapercibido, y sus componentes electrónicos se oxiden para liberar metales disueltos en el agua del acuario. Esto puede ocurrir con mucha frecuencia en los calentadores de vidrios que suelen ser bastante frágiles, pero puede ocurrir también en los calentadores de cerámica, que normalmente son más resistentes pero opacos, e impiden que sus componentes internos sean visibles, e impiden que se sepa cuando están inundados u oxidados.

En una oportunidad, yo mismo perdí a dos de mis payasos preferidos, una colección de gonioporas y dos almejas gigantes en un incidente similar, así que sinceramente les recomiendo que para que tomen todas las precauciones que puedan, y para que no escatimen en costos a la hora de adquirir un calentador.

Para resumir, creo que sería necesario que los calentadores contaran con mayores medidas de seguridad, y sería bastante deseable que los calentadores tradicionales fuesen dotados con un control más preciso de la temperatura. Pero lamentablemente no existen calentadores especialmente diseñados para agua salada, y el uso de los modelos disponibles, pueden ser bastante peligrosos en los acuarios marinos, si no se toman las precauciones necesarias.

 

Artículos Relacionados

Deje su comentario